domingo, 19 de agosto de 2007

Las ciudades gastan esta semana en fiestas lo que el Estado en un año en bibliotecas.

Me tomo la licencia de enlazar con este artículo de elconomista.es.

Parafraseando a los autores "durante esta semana saldrán más de 30 millones de euros de las arcas de los principales municipios con el único fin de engalanar y poner banda sonora a las calles de media España en lo que supone el auténtico epicentro verbenero del año."

"Pero el espíritu de la fiesta patronal de toda la vida continúa estando en los pueblos, en sus actos religiosos y en sus bailes con orquesta. Según su tamaño, los pequeños municipios invierten entre 15.000 y 90.000 euros en sus fiestas, una cifra que en muchos casos es la principal partida de gasto del presupuesto municipal y cuyo montante agregado resulta casi imposible de estimar. El Periódico del Mediterráneo, por ejemplo, ha calculado que los municipios de la provincia de Castellón gastarán alrededor de seis millones de euros en los festejos organizados durante agosto, pero no existen datos oficiales al respecto.

Los alcaldes de estas villas no sólo tienen el problema de cuadrar las cuentas para contentar a sus vecinos, sino que desde hace unos meses sufren además el acoso de la Sociedad General de Autores (SGAE), que les exige el 7% de lo abonado a las charangas y orquestas contratadas desde 2001."

viernes, 3 de agosto de 2007

Trabajar en vacaciones

¿Habéis andado alguna vez por una calle de un pueblo (o ciudad) con playa en verano?
¡Es una tarea imposible! Es increíble la cantidad de gente que te puedes encontrar y si tienes prisa es peor aún.

Trabajo en un pueblo costero, y uno de mis trabajos empieza a las 9 y acaba a las 11 (de la noche), en pleno mes de julio. No tengo coche y tengo que ir al trabajo andando y para colmo de males, tengo que pasar por una calle que da al mar. Digo colmo de males porque parece muy bonito, pero el problema viene que cuanta más prisa tienes, más gente se pone por medio.

Primero están la parejita de extranjeros que, por regla general, llevan a su perrillo, de esos enanos que se meten por todos lados y con cuya correa, si te descuidas, puedes acabar comiendo asfalto (eso si no te cruzas con la mierda que ha dejado ese y otros tantos perros que sacan a pasear por el mismo sitio). El problema también viene cuando, en vez de ser un perro, es uno o dos hijos, que van haciendo el tonto (no les culpo, son críos, pero sus padres podrían controlarlos) y tú, como un gran imbécil, tienes que pasar por en medio con el consiguiente riesgo para ti y para los críos que conlleva.

Luego vienen las paradas, cuando la gente se encuentra con el amigo, vecino, hermano, o quién sea y se para en medio de la acera, con la gente alrededor pasando y tu, si quieres pasar, tienes que esperar a que los que vienen de frente dejen de pasar (algo imposible, ya que siempre hay gente).

A veces incluso, te vienen dos o tres personas de frente, de manera que no hay sitio para pasar, yo sigo andando por donde puedo (dirección a la farola) y aunque vean perfectamente que te estampas contra la farola les da lo mismo, te tienes que esperar a que ellos (que están de vacaciones hombre, son mejores que tu, currante de mierda) pasen, para después pasar tu.

Y esa es otra, los grupitos, que hay que tener cojones para ir un grupo de 4, 5 o 6 personas y en vez de ir en grupos pequeños de dos o tres, no, los cinco o seis uno al lado de otro, ocupando toda la acera, para joder un rato. Y cuando vas de frente pues al final se terminan apartando, pero, ¿y cuando vas en su misma dirección?...
Y hay de ti si el grupo está compuesto por ancianos, entonces ya la tarea es imposible, ya que (se entiende), no se pueden apartar, pero entonces, ¿yo que hago?, ¿me subo a la baranda? A ver si nos instalan el carril anciano….

Y ya, el colmo de todo es, cuando te lo encuentras todo junto, un grupo de 7 guiris con sus perros y sus niños, con ancianos en silla de ruedas y que, como no hablan tu idioma, pues no saben que te estampas con ellos si no se apartan….

¿Y los puestos de refrescos? La paradita en boxes para descansar de la caminata, con 4 moscardones ligando con la camarera (que por regla general es una chica bastante buena y ligera de ropa, para captar clientes), los ancianos detrás pidiendo agua y los niños esperando a sus padres mientras hacen piruetas con cualquier cosa. Y tú, que vas a trabajar y con prisa por haber perdido el autobús pues te tienes que joder, porque como te quejes o pides que te dejen pasar, te miran con una cara como su hubieras matado alguien, ya que parece que te quieras colar...

Y esa es otra, como son vacaciones, pues el alcalde no tiene otra cosa que hacer que cortar las calles mas concurridas (para celebrar el "cumpleaños" de una mujer a la que llaman "virgen" y que ninguno de los que celebran ese cumpleaños han conocido ni conocerán en su vida) y ahora a saber por donde pasa el autobús…

Y el punto final lo pone el listo de turno que pasa con el coche con la música más horrenda jamás creada a todo volumen, y que 5 minutos después de pasar todavía la escuchas a lo lejos…

Así que, si vivís en un pueblo o ciudad costeros, coged las vacaciones al mismo tiempo que los demás, porque si no, vayáis en coche o andando, la lleváis clara…